chistes

Chistes de Abogados

Abogados

Programación

C++
Clipper
COBOL
Conceptos
Pascal
QuickBasic
Javascript
VBScript
Php
Temario
Visual.Net
Visual Basic 1
Visual Basic 2
Visual Basic 3
Utilidades
Calculadora
Descargas
Diccionario
Distancias
Gif Animados
Hora Mundial
Links
Mapas
Medidas
Tarjetas
Traductor
Comunicación
Contacto
Chat
Libro
Foro
Historia
Noticias
Tagboard
Top Fierro
Ranqueles
Vótame
Principal
Portada

LOS PILARES DE LAS COLONIAS ANGLO-SAJONAS

Los Abogados

Era una vez un señor que fue a una tienda en un barrio chino. Entra y ve que están vendiendo un ratón de oro. Le da curiosidad y pregunta al dueño:
- ¿Y ese ratón de oro para qué es?
- Eso es de una leyenda antigua y la historia es muy larga. Si lo compra hay que comprar la historia aparte.
- Entonces, compro el ratón.
- ¿No quiere la historia?
- No.
Y el tipo se va con el ratón. Al rato se da cuenta que lo persiguen muchos ratones. Al llegar a su casa ésta se llena de ratones. En eso el tipo se da cuenta que es el ratón de oro. Sale a caminar, avienta el ratón a una alcantarilla y los ratones se meten ahí y se ahogan. El tipo va otra vez a la tienda y el dueño le dice:
- ¿Vino por la historia?
- No. Vine a ver si tenía un abogado de oro.

––

El abogado que tramitó mi divorcio decidió que el que se quedara con más dinero... se quedaría con los hijos.

Días después, vi al abogado paseando por el centro con mis hijos.

––

¿Cómo se le llama a un abogado honesto?... fantasía.

––

Se encuentran dos abogados y uno le dice al otro:

-           ¿Vamos a tomar algo?

-           Bueno... ¿de quién?

––

¿En qué se diferencia un cerdo, de un abogado?..

- En que uno vive entre la basura y la mugre, y el otro es un mamífero de corral.

––

¿En qué se diferencia una cebolla de un abogado?...

En que si cortás un abogado, no llorás.

––

Dos abogados se citan para comer. Uno se atrasa:

-           ¿Qué te paso?

-           No me hablés, pisé un biberón y se me pincho un neumático.

-           ¿No viste el biberón en la carretera?

-           NO, el maldito bebé lo llevaba debajo de su mantita.

––

¿En que se parecen un abogado y un plátano?...

en que ninguno es derecho.

––

¿Cual es el color de coche ideal para un abogado?...

gris rata y con tapizados color vino.

––

En un juicio, dice el fiscal:

-           Miren al acusado, su mirada turbia, su frente estrecha, sus ojos

-           hundidos, su apariencia siniestra...

-           Pero bueno, ¿me van a juzgar por ladrón o por feo?!

––

Un abogado se compra un BMW nuevito y sale a mostrárselo a los otros abogados en el tribunal. Llega y estaciona sobre la derecha, abre la puerta para salir y en ese momento pasa un camión y le arranca la puerta limpita.

El abogado se baja y empieza a insultar y maldecir como un loco. Agarra su teléfono celular y llama a la policía, que llega muy pronto. Comienza otra vez con los insultos:

- Mi coche recién sacado del concesionario!, este animal bestia!,hijo de..., me arranca la puerta!

Sigue así hasta que el policía le dice:

-           Pero señor, ¿como puede ser Ud. tan materialista?, ¿no se ha dado cuenta que el camión, cuando se llevo la puerta, también le arranco el brazo desde el codo?

El abogado se mira el muñón atónito y dice:

- Maldición! ¿Donde esta mi Rolex?!

––

Un grupo guerrillero toma el Palacio de Justicia con 500 abogados adentro. Exigen 10 millones de dólares y los medios para escaparse a lugar seguro. De lo contrario comenzarán a soltarlos de a uno.

––

¿Cuál es la diferencia entre un Abogado y una Prostituta?
Que la Prostituta, una vez que el cliente se muere deja de cogérselo.

––

- ¿Sabes es que se parece una puta a un abogado?  

- NO  

- ¡En que sólo se mueven por dinero!  

––

Se encuentran un topo y una serpiente en lo mas profundo de la tierra. El topo era ciego y la serpiente nunca había podido salir a la superficie entonces, como ambos no sabían como eran, deciden tantearse y así descubrirlo. Entonces la serpiente empieza a tocar al topo y le dice:

-           Tenés pelos, un hocico muy afinado, una nariz pequeña.

-           Y el topo le corta y le dice:

-           Ya se, soy un topo!

-           Luego el topo empieza a tantear a la serpiente y le dice:

-           A ver, sos fría, te arrastras y tenés unos colmillo muy grandes.

-           Entonces la serpiente le corta y le dice:

-           No puede ser... soy un abogado!

––

¿Qué son cien abogados en el fondo del mar?
Un buen comienzo.

––

Tres cirujanos discuten en el buffet del hospital sus experiencias sobre las operaciones. El primero dice:
- A mí me gusta operar a los contadores: los abres y tienen todo numerado.
A lo que el segundo replica:
- No, prefiero a los bibliotecarios: tienen todas sus partes ordenadas alfabéticamente.
Y el tercero termina:
- Pero los más fáciles de operar son los abogados, porque carecen de corazón y de riñones, y la cabeza y el culo son intercambiables.

––

Quién es más generoso ¿un abogado o una abogada?....

Una abogada: periódicamente devuelve parte de la sangre que chupa.

––

¿Qué diferencia hay entre una disolución y una solución?.....

Si tiráramos un abogado en un piletón con ácido sulfúrico, se produciría una disolución.

Si los tiráramos a todos sería una solución.

––

Se cae la reja que divide el Cielo del Infierno. Y empiezan a alegar el Diablo y San Pedro acerca de quién debe reparar el daño. Al no ponerse de acuerdo, el Diablo le propone a San Pedro que consulten con sus respectivos abogados y se vean en 2 horas. El Diablo llega muy puntual, pero San Pedro no aparece hasta como 8 horas después. El Diablo lo aborda impaciente y le dice:
- Oye, Pedro, mis abogados dicen que tú tienes que pagar.
A lo que San Pedro responde:
- Pues me ganaste porque en el Cielo no encontré un sólo abogado. Tú los tienes todos.

––

 Estaba San Pedro recibiendo a las almitas que llegaban al cielo, cuando llega un curita. San Pedro le indica:
- Esta casita y este pequeño automóvil serán tuyos, hijo.
El sacerdote se retira a hacer fila en la ventanilla de Entrega de Títulos de Propiedad. En eso, nota que llega un tipo y conversa con San Pedro. El santo sonríe mucho, lo abraza, le da unas indicaciones, y el tipo se dirige muy contento a la fila. El curita, extrañado de tanta alegría, le pregunta al recién llegado:
- ¿Por qué tanta alegría, amigo?
- Es que me entregaron una mansión y una limousine.
Indignado, el sacerdote se dirige donde San Pedro, y le pregunta:
- San Pedro, ¿por qué le dio todo eso a ese tipo? ¿Yo creí que en el Cielo no había favoritismos? ¿Yo fui sacerdote? ¿Y él?
San Pedro le contesta:
- Verás, hijo, el era abogado. ¡Y cómo no vamos a estar felices si es la primera vez que llega uno!

––

Había un abogado, un arquitecto y un medico discutiendo sobre cuál fue la primera profesión en el mundo, el médico dice:
- Dios primero fue médico, ya que al sétimo día separa de Adán una costilla, y crea a Eva; por consiguiente, la profesión más antigua es la medicina.
- Para nada -dice el arquitecto-, Dios creó al mundo de entre las penumbras, entonces fue primero un gran arquitecto.
Y el abogado corta diciendo:
- Perdón... ¿quién creen que creó el caos?

––

Una devota pareja de novios se va a casar, pero tienen un accidente de autos y se matan. Al llegar al cielo le preguntan a San Pedro si es posible casarse allí, y San Pedro les dice que si.

Al cabo de cien años, se casan con una simple ceremonia.

Al cabo de veinte años, va este matrimonio y le dice a San Pedro:

-           Verás, Pedro, es que nosotros nos queríamos casar pensando que íbamos a ser eternamente felices, pero ahora estamos convencidos de que tenemos incompatibilidades irreconciliables. Sería posible que nos divorciásemos ?

-           ¿Pero que pasó? Me costó 100 años conseguir un cura para que los casara, se imaginan lo que costará conseguir un abogado...

––

Papá, papá, que es un mercenario?

-           Es un señor que lucha contra otros por dinero.

-           Ah, bueno, como los abogados...

––

¿Como llamas a un abogado con un coeficiente intelectual de 50 ?

- Su Señoría.

––

Dos abogados están en un banco cuando entran unos hombres enmascarados con pistolas. Rápidamente uno de ellos le da 5000 pesos al otro.

-           ¿Qué es esto ?

-           Te las debía por la cena del otro día.

––

¿En qué se parecen los abogados a las bombas atómicas ?

- Todo el mundo los tiene porque el resto de la gente los tiene, pero todo el mundo preferiría no utilizarlos.

––

Un abogado llega a su trabajo el primer día, una secretaria entra a su despacho y le dice que tiene una visita.

El abogado le dice que la haga pasar, entonces agarra el teléfono y empieza: - ...Y dígale al señor Gómez que no estaremos dispuestos a aceptar menos de tres millones, y que no se moleste en llamar a menos que este de acuerdo en esta base. ¿Está claro ? (cuelga)

 - Buenos días, en que puedo ayudarle ?

-           Buenas, vengo de la telefónica a conectarle el teléfono.

––

El juez le pregunta al acusado :

- Entonces, ¿insiste en que no quiere un abogado ?

- No, pienso decir la verdad.

––

Santa Claus, Peter Pan, un abogado decente y un borracho caminan amistosamente por las calles de la ciudad, cuando de repente se encuentran con un billete de cien dólares tirado en la vereda.¿Quién se queda con el billete???

El borracho, por supuesto, los otros tres personajes no existen...

––

Mamá, mamá, ¿en el cielo hay leyes?

- No, hijo, no ves que para tener leyes hacen falta políticos y abogados ?

––

Cual es la diferencia entre un taxidermista y un abogado ?

- El taxidermista se contenta con tu piel.

––

Cual es la diferencia entre un abogado y un buitre ?

- Uno es un sucio carroñero, el otro es un pájaro.

––

Dos amigas del instituto se encuentran al cabo de muchos años.

- ¡Hombre, cuanto tiempo, he oído que te casaste!

-           Si, con un abogado, y un hombre muy honrado.

-           Che, ¿pero eso no es bigamia ? 

––

Has oído hablar del nuevo procesador de textos para abogados ?

No importa lo que hagas, todo sale escrito en arameo y en letra pequeña.

––

Un médico y un abogado están charlando en una fiesta cuando se les acerca otro invitado y le dice al medico:

-           Perdone doctor, pero es que me encuentro muy cansado, me cuesta respirar, tengo la nariz tapada y me duele todo.

-           Probablemente no es más que una alergia. Tómese cualquier antihistamínico y una aspirina; tenga mi tarjeta, y si no ha mejorado en un par de días, llámeme y le examinare.
El hombre se aleja muy contento y entonces el medico le dice al abogado:
- De verdad que me fastidia que la gente me moleste continuamente con tonterías así, ¿crees que debería cobrarles ?

-           Por supuesto.

-           Al día siguiente, el medico llega a su despacho y se encuentra una factura del abogado.

––

Tenía un problema y fui a ver a un abogado,....

Ahora tengo dos problemas

––

Un abogado se encuentra a un colega muy triste por la calle y le pregunta:
- ¿Por qué estás tan triste?
- Es que acabo de ver a una prostituta, en la calle se veía tan pobre... hubieras visto su atuendo, no completaba una prenda, su vestido rasgado, mugroso, no tenía zapatos, estaba despeinada, se notaba que tenía mucha hambre, podías ver la pobreza en sus ojos.
- ¿Y qué hiciste? -le pregunta el colega.
- Pues, no pude contenerme, y solté el llanto mientras me la cogía.

––

Entra un abogado a un cajero automático, de esos que tienen un sofisticado sistema de alarmas, y de pronto empieza el sistema a sonar una estruendosa alarma acompañado de luces y una voz digital que grita a todo pulmón:
- LADRÓN-LADRÓN-LADRÓN...
El abogado retira la tarjeta de la ranura del cajero, la examina y dice:
- Mierda, me equivoqué... ¡introduje mi tarjeta profesional!

––

Un bandolero mexicano se había especializado en cruzar el Río Grande de vez en cuando, y robar bancos en Texas. Finalmente, se ofreció una recompensa por su captura, y un Texas Ranger emprendedor decidió rastrearlo. Después de una búsqueda larga, rastreó al bandolero hasta una cantina. Se le acerca, se para silenciosamente detrás del bandolero, apunta su revolver a la cabeza del bandolero, y dice:
- Usted está bajo arresto. Dígame donde escondió el botín o le vuelo la tapa de los sesos.
Pero el bandolero no hablaba inglés, y el Texas Ranger no hablaba castellano. Afortunadamente, un abogado bilingüe estaba en la taberna y tradujo el mensaje del Ranger. El aterrado bandolero le contesta que el botín estaba enterrado bajo el árbol de roble detrás de la cantina.
- ¿Qué dijo? -le preguntó el Ranger.
El abogado contestó:
- Dijo, "Vete a cagar, Gringo. No te atreverías a dispararme".

––

Un abogado se baja del auto y pisa una cagada de perro. Mira hacia sus pies y aterrado comenta:
- ¡Uuuy...! ¡¡¡Me estoy derritiendo!!!

––

Un abogado se muere y se va al Cielo, llega y toca la puerta. En eso sale San Pedro y le dice:
- ¿Tú quién eres?
- Yo soy abogado y, bueno, pues me han mandado al Cielo. (Responde al abogado).
- ¡No, no! Tú no puedes entrar acá.
- ¿Pero cómo que no puedo entrar? ¿Tú quién eres para decirme que no puedo entrar?
- ¡¿Cómo?!... Yo soy San Pedro, el que decide si entras o no.
- A ver, ¿dónde esta el título que dice que eres San Pedro, y que eres el único que puede dejar o no entrar al Cielo?
- Permíteme un momento - le dice -, y se va corriendo a buscar a Jesús. Le cuenta al Redentor el caso del abogado y le pide que por favor salga, para que ponga al necio en su lugar. Entonces sale Jesús:
- Bueno, hombre, al parecer tú no puedes entrar al Cielo porque estamos llenos de abogados y ya... ya no más.
- ¿Cómo que no hay sitio? ¿Tú quién eres para que no me dejes entrar?
- Yo soy Jesús, el Hijo de Dios, y te digo que no puedes entrar al Cielo.
- ¿Cómo que Hijo de Dios? ¿Cuál Dios? A ver: enséñame tu partida de nacimiento, donde dice que eres el Hijo de Dios.
Entonces, Jesús, desconcertado, decide buscar a Dios en busca de una respuesta.
- ¡Pa! ¡Pa! Allá afuera hay un abogado que quiere entrar al cielo: primero le pidió su título a San Pedro, luego me pidió partida de nacimiento para ver si soy Hijo Tuyo... ¿Qué hago?
- Ya, ya, ya... Déjalo entrar nomás, no vaya ser que me pida partida de matrimonio y me caga.

––

Si un abogado y un Inspector de Impuestos internos se tiran desde un edificio , ¿quién muere primero?...
No importa, con tal de que se mueran los dos.

––

¿Por qué uno no se atreve a atropellar con el auto a un abogado que va en bicicleta?
Porque la bicicleta podría ser la de uno.

––

A un ama de casa, un contador público y un abogado se les pregunta: ¿Cuanto es 2+2?

El ama de casa responde: cuatro!.
El contador público dice: Creo que es 3 ó 4... Déjame correr la macro de mi hoja de cálculo, para estar seguro.
El abogado baja la intensidad de la luz, y entrecerrando los ojos y con tono suave contesta: ¿Cuánto quiere que sea?

––

Un abogado distinguido murió, dejando como última voluntad el ser incinerado. Pero como a sus familiares no les alcanzaba el dinero, decidieron hacer una colecta. Cuando se acercan a pedir la colaboración de una persona, ésta deposita en la urna tan sólo un peso.
- ¡¿Sólo un peso?!- pregunta el recolector - ¡¿Sólo un peso para incinerar a un abogado?!
A lo que el hombre contesta:
- ¡Ah!... ¡¿es para incinerar a un abogado?! Ten 500 pesos para que incineres veinte más.

––

- Usted parece ser más inteligente que el promedio de hombres de su clase social -dijo el abogado a un testigo que estaba interrogando durante el juicio.
- Gracias -repuso el testigo- Y si no estuviera bajo juramento, le regresaría el cumplido.

––

El perro de un abogado, corriendo sin correa entra en una carnicería y se roba un gran pedazo de carne. El carnicero siguió al perro hasta la oficina del abogado y le pregunta a éste:
- Si un perro entra corriendo sin correa a mi carnicería y se roba un pedazo de carne, ¿tengo el derecho de exigir al dueño del perro que me pague la carne que el perro robó?
El abogado contesta:
- Absolutamente.
- Entonces me debe usted 9 pesos. Su perro me robó un pedazo de carne hace unos momentos.
El abogado sin decir ni una palabra, escribe y entrega al carnicero un cheque amparando los 9 pesos.
Dos días después, el carnicero abre el correo de su casa y encuentra un sobre del abogado. Al abrirlo se da cuenta de que es una factura por $50 por concepto de honorarios por la consulta.

––

¿Sabes cómo salvar a un abogado que se está ahogando?
Quita tu pie de su cara.

––

 Cuál es la diferencia entre un abogado y un gigoló?
Un gigoló sólo se coge a una persona a la vez.

––

¿En qué se parece un abogado a una banana?
En que ninguno es derecho.

––

¿Qué diferencia hay entre un abogado y un cuervo?
Que uno es un animal de rapiña, vive de la carroña, de la basura y de lo ajeno. Acecha a sus víctimas y cuando se descuidan, ataca. Primero les come los ojos y después termina de destrozarla... Y el otro es un inocente pajarito negro.

––

El invierno pasado fue tan frío que vi pasar a un abogado con las manos en sus propios bolsillos.

––

Una mujer con su hijita van a visitar la tumba de la abuela. Cuando vuelven a la casa, la nenita le pregunta:
- Mamá, ¿a veces entierran a más de una persona en una misma tumba?
- ¡Por supuesto que no!... ¿de dónde sacaste esa idea?
- Es que en la tumba de al lado de la de la abuela decía: "Aquí se encuentra enterrado un abogado y una buena persona".

––

Una maestra pregunta a los chicos sobre los trabajos que realizan sus padres para ganarse la vida:
- A ver Pedro: ¿a qué se dedica tu madre?
- ¡Es doctora, señorita!
- ¡Bravo! ¡Ven, una profesional! Eso indica que las mujeres han ganado un lugar en la sociedad... ¿y tu papá, Elenita?
- ¡Él es cartero, señorita!
- ¡Cartero! ¡Qué oficio tan sacrificado... es realmente admirable... Los carteros son muy necesarios!... ¿y tu papá, Jaimito?
- ¡Mi viejo toca el piano en un prostíbulo, señorita!
- Aaahhh, ya veo -dice la maestra avergonzada- Bueno, vamos a ver cuánto estudiaron de geografía, saquen una hoja.
Todo para cambiar de tema y que el resto no le preste atención al asunto. Más tarde, terminada la clase, la maestra va a pedir explicaciones al padre de Jaimito, quien la atiende muy cordialmente:
- Mire, yo no quiero meterme en su vida privada, pero Jaimito anda diciendo que usted toca el piano en un prostíbulo y quiero aclarar ese tema.
- ¡Claro! ¡¿Y cómo carajo quiere que le explique a mi hijo de siete años que soy abogado?!

––

 ¿Por qué los del correo no hacen estampillas con imágenes de abogados?
Porque la gente no sabría en que lado del sello deben escupir.

––

¿Cómo se sabe cuando un abogado está mintiendo?
Sus labios se mueven.

––

¿Por qué los tiburones no atacan a los abogados?
Por ética profesional.

––

¿Cuál es la diferencia entre un abogado y un balde de mierda?
El balde.

––

¿Cuál es la diferencia entre un abogado y un vampiro?
El vampiro te chupa la sangre sólo de noche.

––

Cuando una persona ayuda a un criminal antes de cometer un crimen, lo llamamos cómplice. Si lo ayuda después de haber violado la ley, lo llamamos abogado.

––

¿En qué se parecen los abogados a las prostitutas?
Si no estas encima de ellos, no hacen nada.

––

En una rueda de prensa:
- Y díganos, señor intendente, ¿cuáles han sido los resultados del programa experimental de reinserción de reclusos?
- Pues hemos tenido una de cal y una de arena: de los dos delincuentes que se presentaron voluntarios para el proyecto uno ha decidido hacerse abogado, pero parece que el otro quiere seguir por el buen camino.

––

Era un abogado tan tonto que le preguntaron si quería hacerse Testigo de Jehová, y respondió que no había visto el accidente, pero que todo era negociable.

––

En un bufete de abogados se contrata a una nueva secretaria, que resulta ser una chica de pueblo bastante fornicable e inocente. Un día, dos de los abogados están hablando de ella:
- Con lo buena que está María, me preocupa que algún buitre se pueda aprovechar de ella. Creo que deberíamos hablar con ella para explicarle las cosas buenas y malas de la vida en la ciudad.
- Listo, tú le explicas las cosas buenas.

––

¿Cuál es la diferencia entre un perro y un abogado?
Que el perro sabe cuándo dejar de perseguir a la ambulancia.

––

 Un abogado no sabe sumar: Si le preguntas cuanto es 2 + 2, el responde, ¿cuanto quieres que sea?  

––

- Perdone Sr. abogado, ¿Cuál es su minuta por una consulta?  

- 10.000 Ptas. por tres preguntas.  

- ¿No le parece mucho?  

- Si. Ahora hágame la tercera pregunta.

––

¿Qué le debería recetar un médico a un abogado honesto? 

Tomar un laxante.


Un agente de tránsito detiene a un abogado que conducía a exceso de velocidad presentándose el siguiente diálogo:
AGENTE: Señor, usted conducía a exceso de velocidad. Puedo ver su licencia de conductor?
ABOGADO: No tengo, me la suspendieron la última vez que cometí una infracción.

AGENTE: Puedo entonces ver la tarjeta de circulación del auto?
ABOGADO: El auto no es mío, me lo robé.
AGENTE: El auto es robado?
ABOGADO: Sí. Pero creo que la tarjeta de circulación está en la guantera, la vi cuando guardé mi pistola.
AGENTE: Tiene un arma en la guantera?
ABOGADO: Sí. La coloqué, allí después de matar a la dueña del auto y poner su cuerpo en el baul.
AGENTE: Lleva un cadáver en el baul?
ABOGADO: Si señor.
Al escucharlo, el agente, alarmado, llama por radio a central y en cinco minutos llegan varios patrulleros con un jefe, todos con la mano puesta en sus armas.
JEFE: Señor puedo ver su licencia de conductor?
ABOGADO: Por supuesto; aquí está.
JEFE: A quien pertenece el vehículo?
ABOGADO: A mi. Aquí tiene la tarjeta de circulación y una copia de la factura.
JEFE: Por favor abra lentamente la guantera para verificar si hay un arma adentro.
ABOGADO: Sí Jefe, con mucho gusto. (El abogado abre lentamente la guantera y no hay ningún arma adentro).
JEFE: Señor, quisiera por favor abrir el baul?
ABOGADO: Con mucho gusto (Lo hace y no hay ningún cuerpo adentro)
JEFE: No comprendo, el agente informó que usted no tenía licencia de conductor, que había robado el auto, llevaba un arma en la guantera y que había un cadáver en el baul.
ABOGADO:
Ah bueno! Y apuesto que el hijo de p.....ha de haber dicho también que conducía a exceso de velocidad!... que p..... mentiroso... y todo por no querer darle una coima!

CUALQUIER SEMEJANZA CON ALGUN ABOGADO QUE CONOZCAN
ES PURA COINCIDENCIA
Parque Avellaneda


LA ABUELA

Los abogados jamás deberían hacerle una pregunta a una abuela si no se encuentran preparados para la respuesta.
Durante un juicio, en un pequeño pueblo de Arequipa, el abogado acusador llamó al estrado a su primer testigo, una mujer de avanzada edad.
El Abogado se acercó y le preguntó,
-'Sra. Sánchez, ¿sabe quién soy?'

Ella respondió:
-'Sí, lo conozco, Dr. Garza. Lo conozco desde que era un niño y francamente le digo que usted resultó ser una gran decepción para sus padres. Siempre miente, cree saber de todo, es muy prepotente, abusivo, engaña a su esposa y lo peor de todo, manipula a las personas. Se cree el mejor de todos cuando en realidad no es usted nadie. Claro está que sé quién es Ud.'


El Abogado estaba perplejo sin saber exactamente qué hacer. Apuntando hacia el fondo de la sala le pregunta a la Sra. Sánchez:
-'¿Conoce al abogado de la defensa?'

Nuevamente ella respondió:
-'Por supuesto. También conozco al Dr. García desde que era un niño. Es flojo, medio marica, y tiene un problema con la bebida. No puede tener una relación normal con nadie y es el peor Procurador del Estado. Sin mencionar que engañó a su esposa con tres mujerzuelas diferentes. Una de ellas era la esposa suya.
¿Recuerda?. Claro que lo conozco. Su mamá tampoco está orgullosa de él'.


El abogado de la defensa casi cae muerto.

Entonces el Juez llama a los dos abogados para que se acerquen al estrado y les dice:
-'Si uno de ustedes, par de pelotudos imbéciles, le pregunta a esta vieja de mierda si me conoce a mí, lo mando a la silla eléctrica.

 

Kéfir

Portada
Alimentar
Algo Más
Bacterias
Dudas
Kéfir de Agua
Kéfir de Leche
Estudio
Integrar la Red
Internacional
Obtención
Red de Kéfir
Recetas
Técnicas
Testimonios
Usos
Esparcimiento
Chistes
Espacios
Gemas
Humor Gráfico
Isla
Juegos
Libros
Luján
Lourdes
Nombres
Numerología
Parque
Presentaciones
Recetario
Reserva
Tu Ip
Vídeos
Astrología
Celta
China
Egipcia
Zodiaco
 

Selecciona la Categoría
Chistes, Faggella

Contador
 

Enero de 2004

Computación Ricardo y Red de Kéfir Argentina
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
República Argentina

28/11/2013