Kéfir de Agua

Programación

C++
Clipper
COBOL
Conceptos
Pascal
QuickBasic
Javascript
VBScript
Php
Temario
Visual.Net
Visual Basic 1
Visual Basic 2
Visual Basic 3
Utilidades
Calculadora
Descargas
Diccionario
Distancias
Gif Animados
Hora Mundial
Links
Mapas
Medidas
Tarjetas
Traductor
Comunicación
Contacto
Chat
Libro
Foro
Historia
Noticias
Tagboard
Top Fierro
Ranqueles
Vótame
Principal
Portada

El Kéfir es una estructura polisacárida donde conviven en simbiosis diversos microorganismos. Aunque se ha comparado con el yogurt, la microflora del Kéfir es mucho más compleja. Las bebidas que se obtienen tienen propiedades curativas. Hay tres tipos de Kéfir, el de leche, el de agua y el de té. Del primero, el Kéfir de leche, se obtiene una especie de yogurt, del segundo, una bebida parecida a una limonada con gas, y del tercero, una bebida de hierbas. La mayoría de gente conoce más el Kéfir de leche. En realidad, los tres tipos son el mismo Kéfir, con la misma microflora, pero adaptados a medios distintos. En estas páginas web, encontrareis toda la información que he podido encontrar sobre el Kéfir de agua, así como las instrucciones de preparación y conservación.«Los habitantes de las tierras del Cáucaso conocen muy bien los efectos del Kéfir. Ya desde pequeños los niños beben el Kéfir, llegando a una edad avanzada (una media de 110 años). Se dice que es uno de los pocos lugares del planeta donde sus habitantes llegan a la longevidad en plena salud.

 

El Dr. Merkiv dedicó gran parte de su vida al estudio del Kéfir y, según sus estudios, los habitantes de esta región no conocen la tuberculosis, el cáncer, desarreglos intestinales, etc... En Alemania, el Dr. Drasek confirmó los maravillosos efectos del Kéfir, antes de la Primera Guerra Mundial. »

Aplicaciones

«Enfermedades de tipo nervioso, úlceras internas, catarros bronquiales, esclerosis, infarto cardíaco, problemas de vesícula, de hígado, riñones, ictericia, enfermedades del estómago e intestinos, diarreas, estreñimiento, intestino perezoso, anemia, leucemia, dermatitis y eczemas. Su uso continuado produce muy buenos efectos en convalecencia después de graves enfermedades. También da buenos resultados en alergias de la piel, embarazo y en las molestias femeninas del bajo vientre.

El Kéfir previene putrefacciones intestinales y contribuye a la depuración del organismo. Se debe beber diariamente, no altera la digestión y es asimilado con rapidez por la sangre. Cuando se tienen afecciones crónicas, se debe beber gran cantidad de Kéfir de agua, por la mañana, al mediodía y por la noche, ½ litro cada vez.

El Kéfir no es un remedio universal. Cuando exista enfermedad, siempre se debe acudir al médico. El Kéfir puede ayudar a la Medicina por su efecto desintoxicante en muchas enfermedades.

El Kéfir de 24 horas actúa como laxante y se debe tomar por la noche, con una duración de 2 a 4 semanas. En cambio, el de 48 horas, regula y restablece la función intestinal.

El Kéfir de agua tiene unas propiedades con efectos superiores al Kéfir de leche. Se puede tomar en mucha más cantidad (de 1 a 3 litros al día). Sus gránulos son casi transparentes, sueltos y de un color acaramelado.»


Dosis

Nervios: 1 litro diario

Úlceras: 1 litro diario (desaparecen después de 2 meses)

Catarro bronquial: 1 litro diario

Asma: 1 litro diario (durante más tiempo)

Leucemia, Anemia: 1 litro diario. 2 litros diarios en casos graves. (Comprobar si después de 3 meses la sangre es normal).

Esclerosis: 1 litro diario.

Alergias, Dermatitis, Eczemas: ½ litro diario + aplicación sobre la parte afectada dejándolo secar. Lavarse cara y manos (de 2 a 4 semanas desaparece la alergia más rebelde).

Cistitis: 1 litro diario

Problemas renales: 1 litro diario

Afecciones de la vesícula biliar: 1 litro diario (después de 2 a 6 meses los problemas de la bilis desaparecen).

También normaliza la presión arterial y el peso físico.

Preparación

La bebida que se obtiene del Kéfir de agua viene a ser como una limonada con gas (algún amigo mío lo ha comparado con el Cava). Para prepararla necesitaremos un jarro de cristal con tapa. Las que van mejor son aquellos jarros de conserva, con cierre hermético (así se conserva mejor el gas) y tapa ancha para facilitar el rellenado del Kéfir. El agua ha de ser sin cloro (de pozo, manantial, mineral, ...). Las proporciones por dos litros son:

Seis cucharadas soperas de azúcar (blanco, integral o de caña), miel o fructosa.

Dos higos secos (también puede ser otros frutos secados: albaricoques secos, dátiles, ...)

Un limón bien limpio partido

Seis cucharadas soperas de Kéfir

Lo tapamos y lo removemos y sacudimos para que se mezcle bien el azúcar.

Al cabo de 24 horas lo podemos volver a remover.

Se deja fermentar como mínimo dos días y tres como máximo. (El gas aumenta cada día)

Consumo

Una vez transcurrido el tiempo de fermentación, necesitaremos un colador y una jarra donde poner el líquido a consumir.

Sacamos el limón y los higos.

Colamos el contenido del bote de kéfir.

Exprimimos el limón en la jarra.

Ya podemos beber el líquido colado del Kéfir.

Lavamos bien los gránulos de Kéfir con un chorro de agua (sin cloro), lavamos el bote y podemos volver a empezar el proceso.

Conservación

Si lo que queremos es guardar el Kéfir sin preparar la bebida, ponemos el Kéfir con agua (sin cloro) y azúcar durante cuatro o cinco días. Si tenemos que guardarlo por más tiempo, también lo podemos congelar. Para congelarlo, lo ponemos en el congelador, limpio y sin agua, en una bolsa de plástico o un tarro de cristal. Otra forma es proceder al secado. Se los coloca sobre una tabla en ambiente ventilado y se los deja hasta que sequen. Si se cuenta con ventilador de techo, el secado es más rápido. Cada tanto se los remueve para que todos queden expuestos al aire. Los gránulos de esta forma pueden conservarse en bolsas de papel durante un año.

Comentarios

Es normal que algunos gránulos de Kéfir floten (hasta la fruta), ya que el gas los hace flotar.

La luz no afecta a la preparación del Kéfir, y por lo tanto, lo podemos guardar en un estante, armario o en un rincón de la cocina. Personalmente lo tengo encima del mármol de la cocina, en un rinconcito, donde puedo ver el proceso y controlarlo a diario.

Como los granos de Kéfir se reproducen bastante, podemos dar los que sobren a amigos, familiares o personas que necesiten recuperar la salud.
Variando las proporciones conseguiremos variar el gusto de la bebida. Yo doblo las proporciones por litro. Con más o menos azúcar conseguiremos obtener una bebida más dulce o más amarga, con el fruto secado añadiremos un poco el sabor del fruto.

Como futuro consumidor de kéfir, hay algunos puntos que debes tener en cuenta y en los que tu puedes colaborar:

Cuida el kéfir. Si no puedes cuidarlo, seguro que hay alguien que necesita.

Distribúyelo gratuitamente. En un mundo consumista hacen falta cosas que se den sin esperar nada a cambio. No te sientes ya pagado sabiendo que repartes salud

Colabora con estas páginas. Comparte tu experiencia con el kéfir.
Incluye un link. Si tienes algún rincón en una página WEB donde puedas incluir un link a www.pipirimosca.com/kefir ayudarás también a la difusión del Kéfir.

Aquí tenéis un texto que encontré sobre el Kéfir.

«Los habitantes de las tierras del Cáucaso conocen muy bien los efectos del Kéfir. Ya desde pequeños los niños beben el Kéfir, llegando a una edad avanzada (una media de 110 años). Se dice que es uno de los pocos lugares del planeta donde sus habitantes llegan a la longevidad en plena salud.

El Dr. Merkiv dedicó gran parte de su vida al estudio del Kéfir y, según sus estudios, los habitantes de esta región no conocen la tuberculosis, el cáncer, desarreglos intestinales, etc... En Alemania, el Dr. Drasek confirmó los maravillosos efectos del Kéfir, antes de la Primera Guerra Mundial.»

Kéfir

Portada
Alimentar
Algo Más
Bacterias
Dudas
Kéfir de Agua
Kéfir de Leche
Estudio
Integrar la Red
Internacional
Obtención
Red de Kéfir
Recetas
Técnicas
Testimonios
Usos
Esparcimiento
Chistes
Espacios
Gemas
Humor Gráfico
Isla
Juegos
Libros
Luján
Lourdes
Nombres
Numerología
Parque
Presentaciones
Recetario
Reserva
Tu Ip
Vídeos
Astrología
Celta
China
Egipcia
Zodiaco

Enero de 2004

Computación Ricardo y Red de Kéfir Argentina
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
República Argentina

28/11/2013